Entradas

Una historia de Buda para la observación de las emociones

«La noche anterior a su iluminación, Buda libró una gran batalla con la deidad demoníaca Mara, quien atacó con todo lo que tenía al que por entonces era el bodhisattva Siddhartha Gautama: lascivia, codicia, ira, duda, etc. Tras su fracaso, Mara se sumió en el caos la mañana de la iluminación de Buda. Pero, al parecer, Mara sólo se dio por vencido momentáneamente. Incluso después de que Buda se volviera profundamente venerado por toda India, Mara siguió protagonizando apariciones inesperadas. Ananda, fiel acompañante de Buda siempre atento a cualquier perjuicio que pudiera sufrir su maestro, le informó consternado de que el «Maligno» había regresado. En lugar de ignorar a Mara o de ahuyentarlo, Buda aceptó su presencia con serenidad diciendo: «Te veo, Mara». Entonces lo invitó a tomar té y lo atendió como a un huésped honorable. Buda ofreció a Mara un cojín para que se sentara con comodidad, sirvió el té en dos tazas de barro, las colocó sobre la mesa baja situada entre ambos y sólo entonces tomó él asiento. Mara se quedó un rato y después partió, pero durante su visita Buda permaneció libre e imperturbable.

Cuando Mara nos visita, ya sea en forma de emociones inquietantes o de historias terribles, podemos decir: «Te veo, Mara», para reconocer con claridad la realidad de ansiedad y miedo que habita en el corazón de cada ser humano. Al aceptar esas experiencias con la ternura de la compasión, somos capaces de ofrecer a Mara un té en lugar de ahuyentarlo aterrados. Al ver la verdad, soportamos lo que vemos con gentileza. Expresamos ese desvelo del corazón cada vez que reconocemos y aceptamos nuestros sufrimientos y miedos.

Tenemos muy arraigada la costumbre de ser amigos benévolos de nosotros mismos (de ahuyentar o ignorar al máximo lo tenebroso). Pero, igual que la relación con una buena amistad está marcada por la comprensión y la compasión, podemos aprender a introducir esas mismas cualidades en nuestra vida interior. A través de la práctica espiritual aprendemos a hacernos amigos de nosotros mismos, de nuestra vida, al nivel más profundo posible. Trabamos amistad con nosotros mismos cuando, en lugar de resistirnos a nuestras experiencias, abrimos el corazón e invitamos de buen grado a Mara a tomar té.»

(Relato de Tara Brach en el libro «Armas de Titanes» de Tim Ferris)

 

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Abrazo desde el alma ??✨

Silvio Santone

#placer #felicidad #autorrealización #frasedeldia #frasedeldiadehoy #felizsemana #conciencia #elfactorconciencia #silviosantone

 

En este juego de Dios, una de las trampas a evitar son: los filósofos teóricos.

En este juego de Dios, relacionado al transitar del alma en este plano, todo es Dios. Por ese motivo hay que tomar con mucha gracia los distintos personajes en que Dios se manifiesta. Como todo juego existen trampas que confunden, por eso la clave del juego es reconocerlas y trascenderlas. Algunos filósofos, de moda, con mucha gracia intentan llevar la existencia del alma a un debate filosófico. Y como sucede con la gran mayoría de los filósofos: hablan mucho, y en sus retoricas terminan diciendo nada, y generan más confusión (ademas de que se quedan en la palabra hablada y no lo llevan a la practica, a la experiencia). Lo mismo sucede con los científicos cuando quieren probar la existencia de Dios. El ego es separación y por eso mismo los filósofos y científicos desde su condicionamiento no podrán comprobar a Dios hasta tanto aquieten su mente, y su ego, e intenten vivenciarlo. Su estado de separación no les permite tomarse unos minutos y meditar. Y esta bien entenderlos ya que se trata de estados concienciales que no consideran la meditación como una opción.

En los seminarios y conferencias he mencionado en muchas ocasiones que en esta era de la información una de las claves es discernir la buena información entre tanta información que confunde (No se olviden que es el juego de Dios y como en todo juego existen trampas). Y para ello la clave es medir la energía del mensaje y de quien la transmite (todo es energía y vibración, no lo olviden). Midan la vibración energética de seres iluminados que han pisado este plano como Jesucristo, la Santa Madre Teresa, Mahatma Gandhi, San Francisco de Asis, Paramahansa Yogananda, etc y lo podrán comprobar. A mayor vibración se esta más cerca de la verdad única, Dios.
En este juego hay que saber reconocer las trampas, una de ellas son los filósofos teóricos. Ten en cuenta que en este plano venimos a hacer para Ser, por ese motivo, entre tantas opciones que confunden siempre elige aquellas que, ademas de hablar, lo experimentan y hacen posible lo que dicen, con hechos concretos. El mundo necesita más que nunca de Seres que hacen en forma consciente, más que habladores.

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Abrazo desde el alma ??✨

Silvio Santone

#placer #felicidad #autorrealización #frasedeldia #frasedeldiadehoy #felizdomingo #conciencia #elfactorconciencia #silviosantone

¿Por qué SER –> HACER –> TENER?

El Yo Soy requiere de tres etapas claramente diferenciadas para avanzar en su propósito.

 

 

SER –> HACER –> TENER. Trabajar en tu Ser para transformar tus creencias, pensamientos, valores, principios, y expandir tu conciencia –> Servir desde el corazón, actuar con inspiración y perseverancia respetando tu Ser consciente –> Fluir y disfrutar lo que llegue a tu vida, porque serán el resultado de tu Hacer consciente —un resultado genuino y real—.

Tu principal responsabilidad es trabajar en tu Ser, para luego ser un Ser en acción. Trabajar en el Ser asegura la base que sustenta todo logro futuro. Es inalterable. Nunca cede ante las distintas opciones que atenten contra ella. Solo crece a medida que la conciencia se expande.

Al tomar conciencia, damos un salto cuántico, que se ve reflejado en nuestra nueva realidad —empezamos a vivir de otra manera—. Pero, en realidad, todo está allí dentro nuestro. Todo lo que seremos en esta vida ya lo tenemos disponible. Lo que ocurre es que la realidad visible es lo que nuestra conciencia actual nos permite ver. Al expandir la conciencia, esa realidad cambia.

El trabajo interno —en el Ser— siempre antecede a la acción externa —el Hacer—. El primero es indispensable para avanzar en la vida. El segundo se torna menos relevante a medida que la conciencia crece porque la manifestación —el Tener— fluye más armoniosamente. A mayor conciencia, menor es el esfuerzo, y mayor es el sincrodestino y la fluidez de la manifestación.

Este trabajo interno es un proceso de transformación. Y como en todo proceso de transformación, las transiciones siempre son duras, pero luego viene el bienestar. Durante dichas transiciones trabaja en tu Ser, lo que se reflejará en tu Hacer. Al final, como resultado, vendrá el bienestar, el Tener. Puedes verlo como un círculo virtuoso que se retroalimenta:

 

Visto en perspectiva, el crecimiento personal consciente es un espiral evolutivo ascendente:

 

A su vez, el espiral evolutivo ascendente no es único, sino que se realiza en numerosos ciclos que se retroalimentan mientras transcurre la vida. Es decir, cada ciclo evolutivo representa una nueva versión de ti:

Hasta aquí lo realizamos a nivel individual, pero es más complejo porque interactuamos con los ciclos evolutivos de los demás seres que forman parte de nuestro entorno. Sin entrar en el campo de la física cuántica —acerca de la línea de tiempo, y los distintos planos multidimensionales que coexisten en este mismo instante—, dichos ciclos se pueden expandir en múltiples dimensiones.

Continuando, es inevitable que el Tener será fruto de todo el trabajo previo que realizarás, inicialmente, en tu Ser y, luego, en tu Hacer con todos los seres y situaciones que te rodean. El Tener vendrá solo, por añadidura. Puede que tengas sueños por cumplir, basado en buenas intenciones hacia ti y los demás, pero si trabajas a conciencia en tu Ser y lo reflejas en el Hacer —aplicando el factor conciencia—, entonces el Tener que hayas soñado, en comparación, será muy pequeño con todo lo que el Universo te dará. Realmente te sorprenderá todo lo que vendrá a ti y ni siquiera imaginabas. ¿Por qué?: Porque lo que soñamos es tan solo una parte de todo lo bueno que finalmente nos llega. Así lo expresó Henry David Thoreau, quién fuera un gran escritor, poeta y filósofo estadounidense: “Si uno avanza confiadamente en la dirección de sus sueños, y se esfuerza por vivir la vida que ha imaginado, se encontrará con un éxito inesperado en algún momento”.

 

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Abrazo desde el alma ??

Silvio Santone

 

Emprendedor consciente y las 4V’s de Big Data

El emprendedor consciente tiene características que lo diferencian del emprendedor tradicional. En la nueva era de la conciencia es clave saber distinguir lo diferente y adaptarse, manteniendo el equilibrio para su misión y propósito.

Resulta interesante observar como términos, o metodologías, del ámbito tecnológico pueden ser aplicados en cualquier otro ámbito de la vida cotidiana. En este caso integraremos el termino Big Data, incluyendo sus cuatro características claves, y la filosofía de vida emprendedora, junto al factor conciencia.

Pero antes veamos que es Big Data. De alguna manera, es un termino tecnológico que describe el gran volumen de datos, tanto estructurados como no estructurados, que generan los negocios y empresas cada día. Ese gran volumen de información, a partir de algoritmos específicos y previamente definidos, les permite a las empresas analizar dicha información para obtener ideas que conduzcan a mejores decisiones y movimientos de negocios estratégicos.

Lo expresado en el párrafo anterior no solo aplica a las grandes empresas, un emprendedor que quiera tomar buenas decisiones en su negocio también debe considerar las cuatro características claves que analizaremos a continuación:

Volumen: el emprendedor consciente maneja mucha información en forma organizada. De alguna manera, pone todas las opciones posibles sobre la mesa antes de tomar la decisión. Analiza, observa, y hace introspección. Sabe que la respuesta no viene de su mente, sino que emplea alma y corazón, conectados con la gran mente universal.

Velocidad: cuando la misión y propósito son claros, la toma de decisiones es ágil. Para obtener soluciones simples, se requiere de aplicar la simplicidad en la toma de decisiones. Esta gran cualidad, y también muy rara vez empleada, permite descartar rápidamente el gran numero de opciones que no cumplen con dicha misión y propósito. Aquí reside una clave fundamental para aprovechar uno de los más preciados recursos de este plano: el tiempo.

Variedad: mente abierta a la creatividad e innovación para generar productos y servicios que agreguen valor a lo existente. Entre tanta variedad, también es importante saber distinguir que sirve, de lo que no. Detectar soluciones con potencial y poder integrarlas a la misión es una gran característica del emprendedor consciente.

Veracidad: total integridad con sus creencias, valores y principios. Ellos se trasladan a los productos y servicios que crea. El emprendedor consciente sabe que es instrumento de la gran mente universal, y sus productos lo trascienden. Libre de apegos, se enfoca en generar valor.

#elfactorconciencia

www.SilvioSantone.com