¿Nos enfocamos en especular, o en generar valor?

El factor conciencia tiene muy en cuenta lo que esta dentro y fuera de nuestro ámbito de control. Saber discernirlo marcara la diferencia entre lograr una vida con sentido, o no.

Entonces, ¿Enfocamos la energía en la especulación a través de una moneda fiduciaria que pierde valor cada año a nivel mundial? o ¿Enfocamos las energías en generar valor e ingresos a través de un negocio, un emprendimiento o una inversión que genere flujo de efectivo?

En el primer caso, la cotización de una moneda esta fuera de nuestro ámbito de control. Por lo tanto, la especulación tiene como sustento el miedo, y esta no genera valor en la economía. Esto corresponde a una mentalidad de escasez, y allí el riesgo es altísimo.

En cambio, en la segunda opción, la mentalidad es de abundancia y esta en concordancia con la mente universal. Aquí el poder creador no tiene limites, y la retribución que obtenemos por el valor que generamos a través de nuestros productos y servicios es recompensado exponencialmente. El movimiento de energía es tan grande que ello impacta positivamente en todos los ámbitos de la vida (bienestar, salud, relaciones, armonía, equilibrio, autorealización, etc).

El inversor consciente se para en el canto de la moneda y observa. Manteniendo siempre una mirada de largo plazo. No invierte para especular y obtener una ganancia fugaz. Sabe que especular no es invertir, es especulación. Allí el derroche de energía es muy alto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *