¿Existe la confianza hacia otros seres?

En varias ocasiones he escuchado frases como: “Para mí la confianza en el otro lo es todo” o ”Si alguien me traiciona, a esa persona la elimino de mi vida”. Este tipo de enfoque, en el que se deposita la confianza en el otro de una forma condicional, está basado en el miedo. Y siempre que nos basamos en el miedo, nada termina bien.

Cuando la confianza parte del Ser interior y se traslada hacia fuera, no hay condiciones. Todos somos generadores de confianza a partir del hacer, de la forma en que nos manejamos en la vida en función de valores, principios, ética y conciencia que aplicamos. De alguna manera, somos seres exportadores de confianza, pero en muchos casos también somos seres extremadamente importadores de la confianza de otros, ya que el miedo rige nuestra vida.

Pero, ¿Qué hay detrás de la palabra confianza? Principalmente hay un mensaje que transmitimos a través de nuestro accionar en cada ámbito de la vida. Y detrás de ese mensaje hay otras palabras como: integridad, aprendizaje, conocimiento, experiencia, equilibrio, ecuanimidad, … y detrás de todo ello: vibración y energía.

Ahora, un Ser consciente sabe que nada externo puede motivarlo para generar su propia confianza. Eso es superficial y dura tan poco como el vapor en llegar a los cielos. El Ser consciente es motivado por su propósito de vida. Esto mismo es el generador de confianza, perseverancia, actitud, pro-actividad, energía. Siempre el camino es interior y se refleja en el afuera.

El Ser consciente también sabe que el propósito de vida es un mandato divino que no le pertenece, pero si tiene la total responsabilidad de llevarlo a cabo para sumar al proceso conciencial de la humanidad (y para él mismo sanar y liberarse de las ataduras que lo retienen en la rueda de reencarnaciones). Un cuento anónimo expresa: «Un pájaro posado en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no esta en la rama sino en sus propias alas».

Podemos compartir experiencias con otros seres, pero lo que nos une es la vibración, la energía y, sobre todo, el mensaje que transmitimos. Pero la confianza es hacia uno mismo, hacia el propósito de vida. Eso es percibido por otros seres que traen dentro suyo similares características, entonces allí nace una causa colectiva elevada que los une, y los trasciende. Entonces, la confianza interior se traslada hacia fuera en forma de empoderamiento colectivo. Y eso los retroalimenta generando un circulo virtuoso que los eleva a otros estados concienciales.

¡Se feliz, haz el bien y vive con conciencia!

Silvio Santone

PD: Siéntete libre de ofrecer tu opinión sobre este articulo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *