¿Cómo trascender las crisis económicas?

¿Podemos trascender las crisis económicas? Firmemente creo que SI. Para ello es fundamental tener mentalidad de abundancia y centrarte en la única economía que puedes manejar, administrar y controlar: la economía dentro de ti, basada en tus dones y tus talentos. La que está fuera de ti —dolar, mercado, cotizaciones, precios, inflación, PBI, etc.— no está bajo tu control. Además, son variables que corresponden a una era obsoleta que ya ha dado todo su potencial y no tiene nada mas para brindarnos. Muy distinto a las soluciones que ofrece la nueva era de la conciencia.

Observemos lo que dijo Marlene Moses, Embajadora de Nauru ante las Naciones Unidas en el año 2009: “Los países desarrollados han creado una crisis global basada en un sistema defectuoso de valores. No existe razón alguna por la que debamos ser obligados a aceptar una solución inspirada por ese mismo sistema”.

También algo importante: estar atados constantemente a este tipo de noticias te resta mucha energía y te acerca a una mentalidad de escasez. Cuando tu mente fluye hacia la creación de valor, deja de importarte la economía del afuera. Las crisis económicas no te afectan, las trasciendes.

Seguramente, exigir Gobiernos con mayor conciencia provocará el recambio de la dirigencia política mundial. El Gobierno con conciencia dejará de fomentar la especulación para enfocarse en generar una producción real, que impulse una mejor calidad de vida, sostenible, sustentable y basada en promocionar los dones y talentos que son la fortaleza de la ciudadanía —reconociendo también sus debilidades para mejorarlas—.

La redistribución del dinero basado en el talento hace que se focalice en lo que un país es bueno y lo que podría ser en el futuro. Quizá sean unos pocos tipos de industrias —dones y talentos—, porque hay países que se han especializado en el resto de las industrias y se está muy lejos de igualarlos. Entonces, es mejor no competir y poner el foco en las fortalezas —aquello que se hace naturalmente y se es bueno—. Hacerlo a conciencia, buscando siempre innovar y crear formas diferentes. A medida que se alcance cierta excelencia, se podrían agregar y facilitar las condiciones para otras industrias nuevas y con futuro. Creo que esa es la principal tarea de un país cuando vive de crisis en crisis y necesita reinventarse, para iniciar un verdadero proceso de crecimiento y prosperidad colectivo.

Ahora, para ello es necesario un recambio total de la dirigencia política, y un plan de país a largo plazo. Sin plan no hay acción.

 

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Abrazo desde el alma, Silvio Santone.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *