¿Cómo reducir el tiempo de las decisiones complejas?

A lo largo de la vida se nos presentan situaciones difíciles que, inicialmente, superan nuestro nivel de comprensión y tenemos que responder rápidamente. En esos casos nos encontramos ante dos opciones básicas —así como trascendentales—: “sí o no”. Y lo más llamativo es que un buen “no” es tan importante como un buen “sí”. Si bien un buen “no” puede parecer negativo, cuando es dicho a tiempo y con total convicción es determinante para avanzar con el propósito de vida y, más aún, en el camino de conciencia.

¿Cuándo podemos discernir entre un buen “no” o un buen “si”? Cuando establecemos valores y principios que dan dirección a nuestra vida. Mahatma Gandhi había establecido muy bien los suyos y ante circunstancias extremas decía: “No puedo reducir el nivel de mis ideales para adaptarme a las circunstancias”. Una vez establecidos con convicción y amor, son inalterables. No se negocian porque son la base de nuestro Ser —nuestra esencia—. Esto nos permite reducir drásticamente el tiempo de las decisiones complejas. Es como un tamiz o un filtro; solo entra aquello que esté en sintonía con lo definido. Nos volvemos impermeables ante el contexto externo, y nos enfocamos en nuestro camino y propósito. ¿Cuántos de nosotros vamos por la vida sin definir valores y principios?

 

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Abrazo desde el alma

Silvio Santone

¿Neurociencias primero?

Actualmente existe mucha información, y una gran cantidad de expertos sobre el funcionamiento del cerebro humano y las neurociencias. Y está muy bien aprender y saber al respecto. Ahora, el verdadero potencial que ofrece dicha información no será alcanzado si antes no se trabaja en los cimientos —la conciencia y el Ser—. Todo logro alcanzado a través de instrumentos superficiales no perdura en el tiempo. Son endebles y faltos de sustento ante cualquier situación exigente que se presente en la vida. No alcanzará con conocer el funcionamiento del cerebro sin antes comprender y conectar con la esencia que existe detrás.

Trabajar en el Ser moldea la base que sustenta el desarrollo del Ser Humano. Primero trabajo en mi Ser, luego potencio mi Ser Humano.

 

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Abrazo desde el alma ???✨?

Silvio Santone

¿Puede un equipo ganar 151 partidos consecutivos sin que ganar sea lo más importante?

“Los Espartanos”, un equipo de futbol americano de “De la Salle High School” —Concord, California, EE. UU.—, posee un impresionante récord de victorias consecutivas: 151 partidos ganados, uno tras otro, entre 1992 y 2003. Pero más importante que las doce temporadas consecutivas sin perder, es el legado que dejó su entrenador Bob Ladouceur. Al momento de analizar dicho logro encontramos la gran labor formativa que este líder consciente dio a cada uno de sus equipos.

Esta historia, plasmada en la película “Un equipo legendario (When the game stands tall)”, ofrece un valioso ejemplo de compañerismo, entrega, generosidad, equipo y liderazgo consciente. El objetivo principal no era ganar, sino facilitar el paso de los jugadores de adolescentes a adultos y prepararlos para la vida. Por este motivo, Bob Ladouceur no solo se encargó de preparar a los jóvenes para una victoria deportiva, sino que a través del deporte les enseñaba a enfrentar y trascender los desafíos de la vida.

¿Cómo pudo llevar a su equipo a la racha de victorias más larga de la historia del fútbol americano? Él siempre les decía: “No se trata de ser perfectos… sino de dar el esfuerzo perfecto”. De esta manera no los conducía a un perfeccionismo imposible de alcanzar, sino a una entrega al máximo de sus posibilidades y capacidades. También les decía: “No dejen que un juego defina quiénes son… dejen que el modo cómo viven la vida lo haga”. La invitación siempre fue a superarse, a comprender qué es lo realmente valioso en la vida, y que ésta siempre ofrece retos cada vez mayores a quienes la asumen con compromiso.

Su metodología era la de ponerse metas concretas, exigentes —pero al mismo tiempo alcanzables—, para ir superándose y vencer las propias limitaciones. Alentaba la ayuda mutua, el honor, el amor, la fe, la entrega, el compañerismo, el compromiso, el sacrificio por los demás y el compartir. Así poco a poco fue construyendo una suerte de comunidad de amigos que en el terreno de juego —y luego en la vida— daban todo los unos por los otros.

Un instrumento importante que Bob siempre resaltó para sus logros fue: la Fe. Él decía: “Tú llevas tu fe allí donde vayas, y no es algo que te puedas quitar como una camiseta; es parte de ti”. Además, Bob era profesor de religión en el colegio De La Salle y decía: “La gente se sorprende de que enseñe religión y también los entrene en el fútbol. ¡Como si no pudiesen ir juntos!”.

Una parte importante del éxito del equipo se basaba en las reuniones que mantenían durante los entrenamientos y concentraciones previas a los partidos. En ellas Bob Ladouceur invitaba a los jugadores a compartir sus sentimientos con el equipo, y parte de la tradición era hacerlo público. Entonces cada jugador escribía en un papel lo que iba a hacer —hacer tantas anotaciones, proteger a tal compañero para que pueda anotar, etcétera—, y leían estas tarjetas durante las reuniones, convirtiéndolo en una especie de pacto que les obliga a esforzarse en cada partido.

Así buscaba fomentar la confianza interna y que se empoderasen para ayudarse mutuamente. Que se reconocieran como seres que han elegido estar en el mismo sendero y tienen un propósito común. Esto generaba un vínculo entre los jugadores, y les hacía dar siempre el máximo cuando estaban en el campo de juego, porque no jugaban por ellos, sino por los que estaban al lado.

Muestra de ello es que “Los Espartanos” salían al campo de juego por parejas y tomados de la mano, en lugar de intimidar al rival con una muestra de fuerza. Estaban comprometidos los unos con los otros, ese era el mensaje que transmitían.

Bob siempre decía: “Las lecciones más duraderas son aquellas en las que algo desafiante nos confronta”. Él jamás les exigía a sus jugadores ganar, solo les pedía que den su “esfuerzo perfecto”. Ese fue el mantra del equipo, lo formase quien lo formase, durante aquellos doce años en los que “Los Espartanos” de Bob Ladouceur hicieron historia.

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Por Silvio Santone.

Libro «El Factor Conciencia». Capítulo 10: El factor conciencia aplicado al liderazgo y la formación de equipos.

El emprendedor consciente vende valor, no vende tiempo.

El valor se ve reflejado en cada producto o servicio que crea. Su tiempo lo invierte en crear sistemas, relaciones, y generar aún más valor con cada nueva versión de sus productos o servicios. Esto le permite trascender el tiempo, y su persona.

Cuando su mente fluye hacia la creación de valor, deja de importarle la economía del afuera. Crea un negocio que es inmune a las crisis económicas —crece con o sin ellas—. Las crisis económicas no lo afectan, las trasciende. Eso es conciencia aplicada a los negocios.

El emprendedor tiene disciplina. Es un discípulo creyente de una filosofía de vida, y acciona a conciencia en ello y sin esfuerzo —no lo considera un trabajo—. En virtud de ello, una de sus principales cualidades es la convicción y la perseverancia. Nunca abandona.

Hay una exacta similitud entre el emprendedor y su empresa. La empresa también es un Ser con energía vital. Se crea para trascender y tiene una misión, un propósito. Si bien esta lo representa, es más poderosa que su creador y lo trasciende; es una relación libre de apegos.

 

El autor como emprendedor cultural: “Un libro es una StartUp”

Estas son las 10 ventajas de la edición independiente según Bubok:

1. Control absoluto sobre el libro. “Tú escribes, tú decides”

2. Decisión final sobre la distribución y puntos de venta

3. Beneficios del 80% en lugar del 8% habitual

4. No hay que invertir en stock, el autor fija el precio de venta y puede cobrar mensualmente

5. Llevar las riendas de la promoción y trabajar para la marca personal

6. Los libros con temáticas “de nicho” son viables

7. Sin intermediarios que no aportan valor

8. Ser independiente permite ser más ágil

9. Asociación libre y auto-control de los derechos de autor

10. El autor como emprendedor cultural: “Un libro es una start-up”

 

Nota completa: https://www.bubok.es/blog/las-10-ventajas-de-la-edicion-independiente/

Emprender con conciencia: Siempre parece imposible, hasta que se hace.

Emprendedores chilenos fabrican bolsas plásticas solubles en agua que no contaminan.

Con un ligero cambio en la fórmula del plástico, que permite sustituir el petróleo por la caliza, un grupo de emprendedores chilenos ha logrado fabricar bolsas plásticas y de tela reutilizables solubles en agua y que no contaminan.

Algunos párrafos de la nota para destacar:

Roberto Astete y Cristian Olivares, los dos artífices de este producto, empezaron con experimentos para fabricar detergente biodegradable, pero al final hallaron la fórmula química a base de PVA (alcohol de polivinilo, soluble en el agua) y que reemplaza a los derivados del petróleo, los causantes de la indestructibilidad de los plásticos que se han integrado en la cadena alimenticia de los animales que pueblan los océanos y deterioran el medio ambiente.

El Gobierno de Chile ha puesto en marcha varias iniciativas para reducir el uso de las bolsas de plástico. Desde este mes está prohibido el uso de bolsas de plástico en los comercios chilenos.La iniciativa comenzó a discutirse con el gobierno anterior de la presidenta Michelle Bachelet y proponía que fuera solo en zonas costeras, pero luego el actual Ejecutivo, que preside Sebastián Pieñara, se amplió a todo el territorio después de un tira y afloja con la industria que fabrica este material.

Ante la prensa, los dos muestran la solubilidad inmediata de sus bolsas plásticas en agua fría o de las bolsas de tela reutilizables en agua caliente. «Lo que queda en el agua es carbono», asegura Astete, lo que las pruebas médicas realizadas han demostrado que «no tiene ningún efecto en el cuerpo humano». Y para demostrar que el agua turbia que queda es «inocua» y sigue siendo potable, se bebe unos cuantos vasos de agua.

«La gran diferencia entre el plástico tradicional y el nuestro es que aquel va a estar entre 150 y hasta 500 años en el medio ambiente y el nuestro solo demora cinco minutos. Uno decide cuándo lo destruye», sostiene Astete

Nota Completa: https://elpais.com/internacional/2018/07/25/mundo_global/1532518858_768849.html

Emprendedor consciente y las 4V’s de Big Data

El emprendedor consciente tiene características que lo diferencian del emprendedor tradicional. En la nueva era de la conciencia es clave saber distinguir lo diferente y adaptarse, manteniendo el equilibrio para su misión y propósito.

Resulta interesante observar como términos, o metodologías, del ámbito tecnológico pueden ser aplicados en cualquier otro ámbito de la vida cotidiana. En este caso integraremos el termino Big Data, incluyendo sus cuatro características claves, y la filosofía de vida emprendedora, junto al factor conciencia.

Pero antes veamos que es Big Data. De alguna manera, es un termino tecnológico que describe el gran volumen de datos, tanto estructurados como no estructurados, que generan los negocios y empresas cada día. Ese gran volumen de información, a partir de algoritmos específicos y previamente definidos, les permite a las empresas analizar dicha información para obtener ideas que conduzcan a mejores decisiones y movimientos de negocios estratégicos.

Lo expresado en el párrafo anterior no solo aplica a las grandes empresas, un emprendedor que quiera tomar buenas decisiones en su negocio también debe considerar las cuatro características claves que analizaremos a continuación:

Volumen: el emprendedor consciente maneja mucha información en forma organizada. De alguna manera, pone todas las opciones posibles sobre la mesa antes de tomar la decisión. Analiza, observa, y hace introspección. Sabe que la respuesta no viene de su mente, sino que emplea alma y corazón, conectados con la gran mente universal.

Velocidad: cuando la misión y propósito son claros, la toma de decisiones es ágil. Para obtener soluciones simples, se requiere de aplicar la simplicidad en la toma de decisiones. Esta gran cualidad, y también muy rara vez empleada, permite descartar rápidamente el gran numero de opciones que no cumplen con dicha misión y propósito. Aquí reside una clave fundamental para aprovechar uno de los más preciados recursos de este plano: el tiempo.

Variedad: mente abierta a la creatividad e innovación para generar productos y servicios que agreguen valor a lo existente. Entre tanta variedad, también es importante saber distinguir que sirve, de lo que no. Detectar soluciones con potencial y poder integrarlas a la misión es una gran característica del emprendedor consciente.

Veracidad: total integridad con sus creencias, valores y principios. Ellos se trasladan a los productos y servicios que crea. El emprendedor consciente sabe que es instrumento de la gran mente universal, y sus productos lo trascienden. Libre de apegos, se enfoca en generar valor.

#elfactorconciencia

www.SilvioSantone.com