Tips conscientes para la profesión y las finanzas en momentos de crisis mundiales

Toda situación que se nos presenta, ya sea en forma individual o en forma colectiva, requiere inicialmente observación y reflexión. Luego requiere de intuición, coraje y voluntad para tomar decisiones y pasar a la acción.

Nada sucede por azar, por lo tanto esta en cada uno de nosotros comprender porque nos suceden determinados hechos en la vida. También nada podemos dar por seguro y eso lo vemos especialmente manifestado cuando aparecen sucesos que no tenemos manera de prever y desestabilizan nuestra rutina e impacta en todos los ámbitos de nuestra vida. Lo que sucede actualmente en nuestro mundo con el virus COVID-19, conocido como Coronavirus, es un claro ejemplo.

Cualquiera sea la forma, a todo cambio importante en la vida lo antecede una toma de conciencia. Los cambios generan expansión. También nos llenan de preguntas que son necesarias responder. Y estas nos encaminan a decisiones que debemos asumir para crecer. Todo en nuestra vida es una incesante decisión.  Por eso mismo, siempre menciono que la adaptación, la no resistencia y la integración son las claves de esta era. Y todo se simplifica a entender lo que te sucede si te haces ciertas preguntas: ¿Por qué me sucede esto? ¿Para qué me sucede? ¿Qué debo aprender de esta situación? ¿Qué debo cambiar o mejorar? ¿Qué debo aprender o re-aprender?

Yendo al ámbito profesional y financiero quiero dejarte algunos tips conscientes que puedan ayudar en tu proceso de observación y de adaptabilidad para este momento mundial:

  • En las crisis hay oportunidades, pero como nada ocurre hasta que algo se mueve, tienes que tomar acción enfocada. Las oportunidades no aparecen por arte de magia, debemos visualizarlas, internalizarlas e ir por ellas.
  • Entender que todo esta en movimiento y que todo pasará, por lo tanto no tomar decisiones desde el miedo con un alto costo profesional y sobre todo financiero que luego de terminado el ruido de la crisis lo sintamos por largo tiempo.
  • Ser ágiles y adaptarnos a los cambios rápidamente. Luego de una crisis hay cambios, así que no creer que todo será igual que antes.
  • La mayor oportunidad que ofrece una crisis es que puedes revisar y redefinir todo tu modelo de negocio actual. La crisis son sinónimo de la culminación de algo viejo y el inicio de algo nuevo. Tu negocio o profesión también merece ser revisada, al menos, cada 5 años. Creatividad e innovación son palabras claves para este proceso. Aprovecha la oportunidad y prepárate para llegar al siguiente nivel profesional.
  • Si tu profesión te lo permite, toma mas responsabilidades en forma online. Muchos trabajos presenciales realmente pueden hacerse muy bien en forma remota. De igual manera capacitarte.
  • Enfocate en brindar soluciones diferentes en momentos como estos. Las mismas soluciones que funcionaban antes de la crisis pueden no ser útiles ahora. El escenario cambio y tus productos y servicios también deben acompañar el cambio.
  • A tus clientes háblales de posibilidades, no de crisis. Muestrales el bosque así pueden trascender el arbolito que los paraliza.
  • Como no se sabe el resultado que dejara la crisis, tu foco financiero debe estar diseccionado a ahorrar y cancelar temporalmente gastos extraordinarios, es decir, todo aquello que no sea indispensable para tu día a día. En todo caso el gasto lo puedes dirigir hacia aquello que tu profesión demande para redefinirla —taller, seminario, libro, curso—.
  • No sobrecargarte de información que no aporte valor a tu misión u objetivos. Es muy fácil salirse de foco, así que allí tienes un gran desafío personal.
  • No entrar en pánico y aceptar que estas acompañado por seres que colaboran en tu proceso de avance conciencial. Nunca estas solo.

Como nos han enseñado los maestros espirituales: «Debemos vivir con coraje, fortaleza y optimismo. El miedo se extiende cuando la mente es débil». Fortalece tu Ser haciendo tu labor a conciencia y veras que ningún agente externo —virus, guerra, etc.— alterará tu bienestar.

En abril 2020 iniciamos con los seminarios online sobre planificación profesional y financiera, y muchos otros sobre la base de la conciencia.

¡Se feliz, haz el bien y vive con conciencia!

Silvio Santone

La simplicidad: El arte de simplificar lo complejo.

«La simplicidad es la máxima sofisticación», Leonardo Da Vinci.

«La simplicidad es la clave de la brillantez», Bruce Lee.

«Si no lo puedes explicar con simplicidad, es que no lo has entendido», Albert Einstein.»

«Menos es más», anónimo.

 

Valor de vida número 1: Hazlo simple.

Así lo expresó el maestro hindú Paramahansa Yogananda: “Sé tan simple como puedas ser, te sorprenderá ver lo simple y feliz que pueda ser tu vida”.

Todo lo que hacemos en nuestra vida debe ser simple, porque provenimos de un Universo donde hay orden y está en sincronía constante con la simplicidad. El ego adora la complejidad. Es el mayor mal —o aprendizaje— que debemos superar. Los miedos reflejados en creencias arraigadas, apegos, posesiones e inseguridades, hacen todo más complejo y generan los llamados “problemas”.

La simplicidad como filosofía de vida nos brinda una vida más fácil, equilibrada y natural. Podemos encontrar la simplicidad en la naturaleza, en los animales y también en aquellos agentes de cambios que supieron entenderla —Nelson Mandela, Mahatma Gandhi, Steve Jobs, entre otros—. La simplicidad puede aplicarse en la resolución de problemas, en el trabajo, en las relaciones, en un emprendimiento, en la creación de un producto o servicio, en las finanzas personales, en la salud, en todo. Así lo expresaba Albert Einstein: «Todos se preocupan de los detalles. Yo quiero aprender a pensar como Dios».

Como toda idea diferente, inicialmente la simplicidad es rechazada porque el ego no acepta que algunas propuestas sean tan fáciles. Pero lo bueno es que: quién aplica la simplicidad no vuelve a considerar la complejidad en su vida. Todos terminan adorando la simplicidad. Quien la elige se torna más valioso porque mejora sus habilidades, y se adapta rápido a los cambios de un mundo tan dinámico.

La simplicidad requiere un mayor esfuerzo inicial, pero los resultados te compensarán gratamente. Una vez que se forma el hábito, ya no es esfuerzo.

 

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Abrazo desde el alma ??✨

Silvio Santone

#simple #simplicidad #hazlosimple #frasedeldia #frasedeldiadehoy #felizmiercoles #conciencia #elfactorconciencia #silviosantone

Dos factores claves para superar las crisis personales

Las crisis son una condición necesaria para avanzar en la vida. Esos momentos oscuros son necesarios para que la luz pueda proyectarse y brillar. Según el “Principio Universal de Polaridad: todo tiene dos polos”. En este caso, oscuridad y luz son polaridades de una misma causa que es: Crecer. A medida que nuestro crecimiento se fortalece y nuestra conciencia se expande, dejamos de ser el péndulo que va de un extremo al otro: tendemos al equilibrio. Entonces, nos tornamos seres íntegros —hay coherencia con la esencia del Ser y su propósito—. Nos encaminamos hacia la trascendencia y la autorrealización.

Los logros vienen del desequilibrio. De la unión de aquello en que pones el foco, más un poco de desequilibrio. Desequilibrio es igual a crisis, y esta es lo mismo que el fin de algo viejo, e inicio de algo nuevo. Allí la mente y el Ser se expanden, aparecen más opciones y oportunidades. Luego se le debe sumar acción porque en este plano se viene a hacer para Ser. Acción consciente.

Ahora, ¿Qué se requiere para tomar acción?: Valentía y nuevo aprendizaje.

¿Por qué valentía? Porque por cada paso que das, el Universo lo refuerza dando muchos más a tu favor. Es tu principal aliado. Ahora, si no das el primer paso, nada sucede. Para ello se requiere determinación y valentía

¿Por qué nuevo aprendizaje? Porque los problemas no se pueden resolver al mismo nivel de conocimiento y de conciencia con el que fueron creados. Debemos generar espacio eliminando lo no esencial —lo que ya no sirve—.

Ahora, sólo será válido el contenido que abarque un aprendizaje integral. Aquel que considere a cada uno de los estados que forman nuestro Ser: espíritu, emociones, mente y cuerpo. Si no lo haces en forma integral, el aprendizaje es incompleto. Es lo único que te llevará a tener nuevos hábitos, un nuevo contexto y una nueva comprensión de la realidad.

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Abrazo desde el alma, Silvio Santone ??✨?️

¿Cómo trascender las crisis económicas?

¿Podemos trascender las crisis económicas? Firmemente creo que SI. Para ello es fundamental tener mentalidad de abundancia y centrarte en la única economía que puedes manejar, administrar y controlar: la economía dentro de ti, basada en tus dones y tus talentos. La que está fuera de ti —dolar, mercado, cotizaciones, precios, inflación, PBI, etc.— no está bajo tu control. Además, son variables que corresponden a una era obsoleta que ya ha dado todo su potencial y no tiene nada mas para brindarnos. Muy distinto a las soluciones que ofrece la nueva era de la conciencia.

Observemos lo que dijo Marlene Moses, Embajadora de Nauru ante las Naciones Unidas en el año 2009: “Los países desarrollados han creado una crisis global basada en un sistema defectuoso de valores. No existe razón alguna por la que debamos ser obligados a aceptar una solución inspirada por ese mismo sistema”.

También algo importante: estar atados constantemente a este tipo de noticias te resta mucha energía y te acerca a una mentalidad de escasez. Cuando tu mente fluye hacia la creación de valor, deja de importarte la economía del afuera. Las crisis económicas no te afectan, las trasciendes.

Seguramente, exigir Gobiernos con mayor conciencia provocará el recambio de la dirigencia política mundial. El Gobierno con conciencia dejará de fomentar la especulación para enfocarse en generar una producción real, que impulse una mejor calidad de vida, sostenible, sustentable y basada en promocionar los dones y talentos que son la fortaleza de la ciudadanía —reconociendo también sus debilidades para mejorarlas—.

La redistribución del dinero basado en el talento hace que se focalice en lo que un país es bueno y lo que podría ser en el futuro. Quizá sean unos pocos tipos de industrias —dones y talentos—, porque hay países que se han especializado en el resto de las industrias y se está muy lejos de igualarlos. Entonces, es mejor no competir y poner el foco en las fortalezas —aquello que se hace naturalmente y se es bueno—. Hacerlo a conciencia, buscando siempre innovar y crear formas diferentes. A medida que se alcance cierta excelencia, se podrían agregar y facilitar las condiciones para otras industrias nuevas y con futuro. Creo que esa es la principal tarea de un país cuando vive de crisis en crisis y necesita reinventarse, para iniciar un verdadero proceso de crecimiento y prosperidad colectivo.

Ahora, para ello es necesario un recambio total de la dirigencia política, y un plan de país a largo plazo. Sin plan no hay acción.

 

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Abrazo desde el alma, Silvio Santone.

¿Cómo reducir el tiempo de las decisiones complejas?

A lo largo de la vida se nos presentan situaciones difíciles que, inicialmente, superan nuestro nivel de comprensión y tenemos que responder rápidamente. En esos casos nos encontramos ante dos opciones básicas —así como trascendentales—: “sí o no”. Y lo más llamativo es que un buen “no” es tan importante como un buen “sí”. Si bien un buen “no” puede parecer negativo, cuando es dicho a tiempo y con total convicción es determinante para avanzar con el propósito de vida y, más aún, en el camino de conciencia.

¿Cuándo podemos discernir entre un buen “no” o un buen “si”? Cuando establecemos valores y principios que dan dirección a nuestra vida. Mahatma Gandhi había establecido muy bien los suyos y ante circunstancias extremas decía: “No puedo reducir el nivel de mis ideales para adaptarme a las circunstancias”. Una vez establecidos con convicción y amor, son inalterables. No se negocian porque son la base de nuestro Ser —nuestra esencia—. Esto nos permite reducir drásticamente el tiempo de las decisiones complejas. Es como un tamiz o un filtro; solo entra aquello que esté en sintonía con lo definido. Nos volvemos impermeables ante el contexto externo, y nos enfocamos en nuestro camino y propósito. ¿Cuántos de nosotros vamos por la vida sin definir valores y principios?

 

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Abrazo desde el alma

Silvio Santone

Las 7 claves de quienes logran libertad financiera

En el libro “El millonario de al lado”, Thomas Stanley y William Danko demuestran la otra realidad de las personas ricas en Estados Unidos. Ambos autores realizaron un interesante estudio durante más de veinte años, y demostraron que las personas libres financieramente llevan una vida muy diferente a lo que la mayoría de las personas creen. Ellos aplican determinados patrones acerca del dinero, que no se condicen con tener una vida ostentosa. Descubrieron siete denominadores comunes a quienes logran generar riqueza, y libertad financiera:

  1. Viven muy por debajo de sus posibilidades.
  2. Invierten su tiempo, energía y dinero de una manera eficiente que lleva a generar riqueza.
  3. Consideran que la independencia económica es más importante que exhibir una posición social alta.
  4. No recibieron atención económica de los padres.
  5. Sus hijos adultos se auto abastecen económicamente.
  6. Son hábiles para detectar oportunidades en el mercado.
  7. Eligen la ocupación correcta.

 

Ademas los autores nos dejan otros conceptos interesantes que vale mencionar:

  • No todos los que viven en casas muy costosas y conducen autos de lujo tienen en realidad mucho dinero.
  • Muchos de los que poseen una fortuna considerable ni siquiera viven en barrios de alto nivel.
  • La mayoría de la gente tiene una idea errada sobre la riqueza en los Estados Unidos. Riqueza no es lo mismo que ingreso. Si usted tiene un buen ingreso anual y lo gasta todo, no es rico. Simplemente vive bien. La riqueza es lo que se acumula, no lo que se gasta.
  • ¿Cómo se hace rica una persona? También en este caso mucha gente se equivoca. Rara vez es la suerte, la herencia o títulos avanzados, y ni siquiera la inteligencia, lo que permite que se amasen fortunas. La riqueza es, por lo general, el resultado de un estilo de vida de mucho esfuerzo, perseverancia, planificación y, sobre todo, auto disciplina.

 

¡Se feliz, haz el bien, y vive con conciencia!

Por Silvio Santone.

Libro «El Factor Conciencia». Capítulo 11: El factor conciencia aplicado al dinero, las finanzas personales y las inversiones.

¿Nos enfocamos en especular, o en generar valor?

El factor conciencia tiene muy en cuenta lo que esta dentro y fuera de nuestro ámbito de control. Saber discernirlo marcara la diferencia entre lograr una vida con sentido, o no.

Entonces, ¿Enfocamos la energía en la especulación a través de una moneda fiduciaria que pierde valor cada año a nivel mundial? o ¿Enfocamos las energías en generar valor e ingresos a través de un negocio, un emprendimiento o una inversión que genere flujo de efectivo?

En el primer caso, la cotización de una moneda esta fuera de nuestro ámbito de control. Por lo tanto, la especulación tiene como sustento el miedo, y esta no genera valor en la economía. Esto corresponde a una mentalidad de escasez, y allí el riesgo es altísimo.

En cambio, en la segunda opción, la mentalidad es de abundancia y esta en concordancia con la mente universal. Aquí el poder creador no tiene limites, y la retribución que obtenemos por el valor que generamos a través de nuestros productos y servicios es recompensado exponencialmente. El movimiento de energía es tan grande que ello impacta positivamente en todos los ámbitos de la vida (bienestar, salud, relaciones, armonía, equilibrio, autorealización, etc).

El inversor consciente se para en el canto de la moneda y observa. Manteniendo siempre una mirada de largo plazo. No invierte para especular y obtener una ganancia fugaz. Sabe que especular no es invertir, es especulación. Allí el derroche de energía es muy alto.