¿Alcanza con olvidar el pasado y volver a empezar?

Algunas frases mediáticas mencionan: «olvida el pasado y vuelve a empezar» o “hay que mirar hacia delante porque el pasado no se puede cambiar”. Grave error. Las viejas creencias y el ego sostienen que el pasado es inalterable —una característica del ego es que esta en el pasado y en el futuro; no está en el presente—.

El pasado no solo sirve para nuestro aprendizaje, sino que también se lo puede sanar en todo momento, y así generar nuevas realidades en el presente, que sin dudas impactarán en un nuevo futuro. Por cierto, no podrás avanzar en el camino de la conciencia sin una correcta comprensión, y una toma de conciencia de lo ocurrido en el pasado. Para ello es necesario que:

1. Amplíes tu visión del pasado entendiendo que tu visión actual es limitada. Debes crear un nuevo espacio e ingresar nuevo contenido, porque el pasado es un gran maestro que merece ser observado.

2. No juzgues tu pasado. Tampoco sientas culpa. Hoy eres el resultado de las experiencias vividas —de igual modo tu actual estado conciencial—. Acéptalo con amor y suéltalo con gratitud. Disuelve la culpa y quédate con el aprendizaje.

Por esta razón, creo que no hay que renunciar al pasado: hay que transformarlo. Nuestra responsabilidad es aplicar la alquimia necesaria para transformar lo malo en bueno.

Sin entrar en el campo de la física cuántica —acerca de la línea de tiempo y los distintos planos multidimensionales que coexisten en este mismo momento—, puedes sanar el pasado a partir de técnicas de introspección, meditaciones regresivas o símbolos universales de sanación y luz multidimensional. Todos son instrumentos que —desde el amor— ayudan a sanar malas experiencias o recuerdos de esta u otra vida.

En virtud de ello, la frase correcta seria: “mira hacia delante, pero habiendo antes aprendido y sanado el pasado”. Habiendo llegado a esa instancia de comprensión podemos decir que el pasado y el futuro descansan sobre el presente —hay equilibrio emocional sin tiempo—.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *